Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Cómo Demon Slayer puso Studio Ufotable en el mapa principal del anime

Con el éxito masivo de Demon Slayer, la compañía de animación Ufotable se ha hecho conocida en la comunidad del anime. Si bien la compañía no es nueva de ninguna manera, habiendo animado la serie Fate y varias adaptaciones de anime de la serie Tales of , ha visto una mayor popularidad por la forma en que manejó el anime y la película Demon Slayer . Este último incluso ha batido récords para la película más taquillera de Japón, un título que anteriormente tenía Spirited Away de Studio Ghibli .

Ufotable fue fundada en Nakano, Tokio en octubre de 2000 por ex empleados de Telecom Animation Film, dirigido por Hikaru Kondo. Si bien la compañía tuvo una producción constante durante varios años en forma de colaboraciones e intermedios para algunas series, no sería hasta The Garden of Sinner s de 2007 que Ufotable irrumpiría en la corriente principal. La compañía no solo se hizo conocida por su animación detallada, sino también por el uso de plastilina para algunas escenas, como Tales of Symphonia y The Garden of Sinners .


La empresa comenzó con 90 miembros del personal, pero a partir de 2016, ese número ha aumentado a 200. El personal se dividiría en dos edificios y tendría una subsidiaria en la prefectura de Tokushima. Ufotable no solo proporcionó animación para series de televisión, sino que también proporcionó escenas para juegos como Fate / stay night y Black Rock Shooter: The Game . La calidad de sus producciones se debe a la realización de pocos proyectos mientras se utiliza personal interno para animar, al igual que Kyoto Animation. Por lo general, las empresas se enfocan en producir tantos programas como sea posible, confiando en trabajadores independientes y horas extra para cumplir con horarios ajustados.

Hacer esto provoca inconsistencias en la calidad y el estilo de la animación, mientras que mantener los proyectos internos asegura un aspecto más cohesivo de la animación. Ufotable también incorpora más CG en sus trabajos que otros estudios, combinando animación 2D con 3D para crear tomas más dinámicas.

A pesar de que Demon Slayer lo estaba haciendo tan bien, Hikaru Konda y Ufotable fueron investigados por evasión de impuestos. Se descubrió que el estudio debía más de 400 millones de yenes (alrededor de 3,85 millones de dólares) en impuestos, y en 2020, se le cobró a Kondo por no pagar 139 millones de yenes (alrededor de 1,28 millones de dólares) en impuestos. Él y el estudio fueron acusados ​​en virtud de la Ley del Impuesto sobre Sociedades y la Ley del Impuesto al Consumo, y la compañía emitió una declaración pública de disculpa.


A pesar de sus problemas financieros, Ufotable sigue siendo muy elogiado por su manejo de Demon Slayer y su material de origen. Fue la primera serie de batallas shonen del estudio, un cambio importante con respecto a las habituales novelas ligeras y adaptaciones de juegos. La animación de las escenas de lucha ha sido elogiada por sus secuencias de acción dinámicas, coloridas y limpias.

Tampoco rehuyó mostrar a los personajes tal como fueron escritos o quitarle sus personalidades para tratar de atender a los fanáticos del anime. Los dejó como estaban, y eso funciona en su beneficio. Demasiadas veces, los estudios intentan tomar atajos y atraer a ciertos tipos de fanáticos, pero Ufotable contó una historia de una manera que rindió homenaje al material original.

El éxito de la película demuestra que el estudio es capaz de grandes cosas y que su modelo de producción de trabajos es beneficioso, tanto económica como estilísticamente. Ufotable pudo tomar una historia en un medio más específico y hacerla accesible a una audiencia más amplia.


Publicar un comentario

0 Comentarios