Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

¡¡ EL MIT Y SU NUEVO ENFOQUE SOLAMENTE APLICANDO CALOR !!

 El MIT está desarrollando un prototipo de lente para cámaras fotográficas y de vídeo que no recurriría al sistema de enfoque tradicional sino a uno basado en el calor. Así, en función a cómo se aplique sería capaz de ajustar el punto de enfoque exacto y olvidarse de partes móviles.


Los sistemas de enfoque actuales funcionan básicamente todos del mismo modo. Es decir, existe un sistema mecánico que es capaz de ir realizando pequeños movimientos con una gran precisión para lograr que los diferentes elementos que dan forma a un objetivo logren que el objeto que tienen delante y en el cual te estas fijando aparezca perfectamente nítido tanto a la hora de hacer una fotografía como al grabar vídeo. Un proceso de micromecánicas que no es nada sencillo, aunque para ti suponga únicamente pulsar un simple botón o girar un anillo externo.


Esa es la parte mecánica, luego está el cómo se interpretan los datos por parte de la cámara para saber exactamente cómo o a qué punto hay que enfocar. Ahí es donde entran en juego los clásicos sistemas por detección de fase, contraste o híbridos. Estos ya sabrás como funcionan, pero por hacer un repaso rápido, aquí un breve resumen:


Detección de fase: hace uso de un sensor de luz especial que analiza dos fuentes que le llegan de forma separadas. 

Gracias a eso es capaz de detectar transiciones de luz y ver dónde hay un cambio de contraste significativo. Eso genera un pico en cada señal que es el que luego sirve para unificar con el segundo y dar como resultado el objeto enfocado


Detección por contraste: este otro sistema tiene en cuenta la idea de que una imagen va a estar correctamente enfocada cuando el contraste de la misma sea mayor y los bordes se aprecien de forma más clara y precisa (estén más definidos)


Enfoque híbrido: por último, este sería una combinación de ambos sistemas

Pues bien, lo que el MIT está haciendo no varía con estos sistemas de detección sino con cómo aplica los cambios la lente para que la imagen esté perfectamente enfocada. En lugar de un sistema mecánico lo que usa es uno térmico que aplicando calor es capaz de cambiar las cualidades del objetivo e indicarle, dentro de un rango seguro, en qué punto ha de enfocar.


No es algo sencillo de realizar, de ahí que por el momento sólo sea un experimente o prototipo con el que están investigando, pero el material sería una modificación de telurio, germano como el que se encuentra en los CD más selenio. Con todo esto, la lente sería capaz de responder a este sistema de calor y modificar la distancia de enfoque.


Sin ninguna demostración que se pueda ver más allá de los propios ensayos hechos por el MIT la pregunta es si esto es realmente una tecnología viable de cara al futuro o no y la respuesta no es fácil.


Es de suponer que un desarrollo de este tipo se enfrenta a retos como si es capaz de ofrecer el mismo rendimiento que un sistema mecánico en cuanto a rapidez, fiabilidad y también rango para enfocar tanto objetos muy cercanos como lejanos.


Aunque el principal reto es ver cómo le podrían afectar las condiciones climáticas de cada una de las situaciones en las que se usa una cámara. Porque no sería lo mismo en climas fríos o tropicales, aunque ese uso de microcalentadores lógicamente tendrían muy en cuenta todas estas cosas.


Lo cierto es que según el propio MIT una de las aplicaciones que podría tener este tipo de objetivos con tecnología de enfoque basada en el calor podrían ser útiles para cámaras térmicas o equipos de visión nocturna. Es decir, una solución para un uso específico. Aunque quién sabe si otros dispositivos donde hay pequeñas lentes se podría aprovechar también.



Publicar un comentario

0 Comentarios